División del trabajo por género en la pesca de pequeña escala

División del trabajo por género en la pesca de pequeña escala

Hablemos de la división sexual del trabajo y sus efectos en la participación de la mujer en el sector pesquero.

La división del trabajo por género en la pesca en pequeña escala se basa en la percepción predominante de las mujeres como cuidadoras, asociadas con sus tareas en el ámbito doméstico o privado, y los hombres como asalariados, asociados con el mundo externo o la esfera pública. En virtud de esta percepción, un tipo de actividad en todas las regiones, el acto de pescar, que generalmente es realizado por hombres, ha sido reconocido y valorado como trabajo. De hecho, el sector pesquero es comúnmente considerado como un dominio masculino. Gran parte del trabajo relacionado con la pesca que realizan las mujeres se considera tradicionalmente una extensión del trabajo doméstico y, por lo tanto, está infravalorado en el sentido económico.

En consecuencia, el trabajo de las mujeres en el sector pesquero generalmente se pasa por alto o está subrepresentado en las estadísticas oficiales. Esto conduce a un círculo vicioso donde la falta de datos desagregados por sexo da lugar a una formulación de políticas con perspectiva de género, que a su vez se traduce en una financiación inadecuada para los sectores económicos en los que se concentran las mujeres. Sin recursos, el trabajo de las mujeres se ve aún más marginado e infravalorado y, por lo tanto, es probable que disminuyan aún más. Este callejón sin salida se captura en la figura: el trabajo de las mujeres y el ciclo de la invisibilidad.

El trabajo de las mujeres y el circulo de la invisibilidad.
El trabajo de las mujeres y el circulo de la invisibilidad.

Aumentar el nivel de participación de las mujeres en la vida pública y la toma de decisiones es un objetivo importante de la incorporación de la perspectiva de género, no obstante, se debe considerar que la incorporación de la perspectiva de género no se trata simplemente de adaptar a las mujeres al orden existente. Por lo tanto, la incorporación de la perspectiva de género va más allá de un enfoque de kits de herramientas y listas de verificación y puede exigir cambios sistémicos en las instituciones y prácticas institucionales existentes.

La integración de la igualdad de género solo se puede implementar con éxito si se dirige tanto a mujeres como a hombres ¿El liderazgo comunitario es todo masculino? ¿Son las asociaciones de pescadores sensibles a las necesidades y requisitos específicos de sus miembros mujeres? ¿Contribuirán los hombres con las tareas domésticas si las mujeres salen a ganar un ingreso o asumen roles de liderazgo comunitario?

 

Información retomada y traducida de FAO. 2017. Towards gender-equitable small-scale fisheries governance and development. Roma. http://www.fao.org/policy-support/resources/resources-details/en/c/1105891/