Mujeres que inspiran: Día internacional de la mujer y la niña en la ciencia

Mujeres que inspiran: Día internacional de la mujer y la niña en la ciencia

En el marco del día internacional de la mujer y la niña en la ciencia, queremos resaltar tres historias de ciencia ciudadana ejercida por mujeres del Pacífico norte, del Golfo de California y del Caribe mexicano; quienes demuestran que sólo se necesita voluntad y perseverancia para contribuir de manera activa en la ciencia y generar impactos positivos en la conservación marina y pesca sustentable:

1. Buzas monitoras de Isla Natividad

En el año 2013, Mitzy Leal, Elba López y Elsa Cuellar (buzas monitoras de Isla Natividad BCS), desarrollaron un proyecto para monitorear la supervivencia del abulón azul (Haliotis fulgens) ante las variables oceanográficas (oxígeno disuelto y temperatura). Para ello,  trasplantaron pequeños abulones azules en jaulas en el fondo del mar, acompañados de un sensor de medición de Temperatura y Oxígeno disuelto. Cada semana los abulones eran alimentados y monitoreados, y toda la información se enviaba a la Universidad de Stanford.

El entusiasmo de Mitzy, Elba y Elsa inspiraron a más mujeres para sumarse a actividades de monitoreo oceanográfico y biológico. Actualmente, nueve mujeres de comunidades del Pacifico Norte mexicano, forman parte de la Red de Monitoreo Oceanográfico del Pacífico Norte, midiendo datos de temperatura y oxígeno disuelto.

Dentro de la Red de Monitoreo Oceanográfico del Pacífico Norte  instituciones académicas como la Universidad de Stanford y Universidad de Georgia colaboran de la mano de cooperativas pesqueras, con la finalidad de entender cómo inciden dichas variables en sus recursos pesqueros y cómo pueden generar medidas preventivas ante el cambio climático.

2. SCPP Mujeres del Mar de Cortés

Mujeres del Mar de Cortés es una cooperativa ubicada en Bahía de Kino, Sonora conformada por 6 mujeres: Laura Wicochea, Delfina Mendoza, Maria de Jesus Martha, Lucina Cota, Laura Cristina Martínez y Félix Campos. Juntas colaboran con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) para incrementar las observaciones de organismos (marinos y terrestres) en la página Naturalista y que habitan en Bahía de Kino.

Las mujeres compartieron su experiencia con la comunidad, fomentando la importancia de conocer sobre lo que nos rodea, han alcanzado 1,514 observaciones que corresponden a 330 especies diferentes. Además, la cooperativa reportó 6 nuevas especies que no estaban en Naturalista y una posible nueva especie de medusa.

Pero eso no es todo, este grupo de mujeres actualmente realiza un proyecto de maricultivo de almeja arrocera (Chione fluctifraga) para repoblar el Estero Santa Cruz, donde incluyen la parte social, biológica y pesquera. Las mujeres trabajan de la mano con COBI, IAES y personas de la comunidad para recuperar y aprovechar de manera sustentable el recurso almeja. Todo esto en un área de 7 hectáreas, a través de un permiso de acuacultura de fomento otorgado por CONAPESCA.

3. Lizbeth Tamayo (buza monitora SCPP Cozumel)

Lizbeth Tamayo a través de la cooperativa Cozumel, participa en el monitoreo y control del Pez León (especie invasora en isla Cozumel proveniente del indo pacífico). Para ello, Liz realiza buceos en transectos de banda (cinta de 4 m ancho x 30m largo), estimando la densidad del pez león en un área determinada. Los peces encontrados son capturados y medidos (lt).

Posteriormente, Lizbeth y otros compañeros se introducen al fondo del mar con un arpón capturando a todos los peces león encontrados a su paso con la finalidad de reducir la presencia de dicha especie. Hasta el momento se han capturado 1,455 peces león en 227 buceos con la metodología de CPUE y se han recorrido 2, 240 metros cuadrados en 352 transectos de banda 332 de pez león medidos.

Adicionalmente, Lizbeth realiza monitoreos de sitios de agregaciones reproductivas de peces de interés comercial dentro de la concesión pesquera de su cooperativa. En este proceso se realizan batimetrías para evaluar la estructura y relieve de fondo marino de sitios prioritarios donde puede existir una agregación de peces (eventos claves en la vida de los peces; concentran todo su esfuerzo reproductivo en sólo unos días del año) de interés comercial. Este ejercicio se realiza para identificar a una especie determinada y brindarle la protección adecuada.

Ejemplos como estos nos muestran que a pesar de los múltiples obstáculos para que las mujeres se desarrollen en el área de la ciencia y la tecnología, existen mujeres destacadas en distintas regiones de México y el mundo, no solo trabajando en la ciencia, sino llevando todo este esfuerzo hasta las comunidades.